Señores en panties y otros rollos turbios

Señores en panties y otros rollos turbios

A veces creemos que estas cosas pasan lejos, por ejemplo en Japón, y entonces Tinder nos ilumina y nos demuestra una vez más que las más altas cotas de bizarría y sordidez pueden darse a tan solo unos pocos Km de nuestra ubicación actual.

sophia23
Mi encanta mahijuana, mi encantas tú.

A estas alturas habréis comprobado que existe una buena variedad de perfiles de señores haciéndose pasar por señoras para seducir a otros señores. Perfiles ambiguos que despiertan duda y desconcierto entre los más machos de Tinder.

Queridos amigos, es el mejor momento para replantearos vuestra identidad sexual y mirar hacia el futuro sin miedo. Ese futuro que termina con un mensaje que dice “No hay nadie nuevo cerca de tí”.

Este futuro:

20_dolars
La sonrisa y la piel de una vida repleta de alegrías.
lucia29
La Santísima Trinidad: Vestidos de tul, bisutería del H&M y un cálido aroma a Brummel.

Que los hombres son bastante vagos a la hora de conjuntar ropa no es ningún secreto, así que una vez más voy pasando perfiles con la esperanza de que los hombres que se visten de mujer puedan aportar un poco de sensibilidad y criterio estético al asunto.

Resultado: Un puñado de pelucas cogidas del cotillón de Nochevieja y unas aplicaciones de maquillaje que harían llorar a Carmen de Mairena…¡Chicas, par favar!

laude42
¿Tú también le diste swipe right?

Laude es un clásico de Tinder. Cuenta la leyenda que un amigo hizo match con ella y logró sumergirse en una de las conversaciones más surrealistas y subidas de tono de la historia de las aplicaciones de ligue. Intercambiaron números de teléfono y pasaron del chat a las conversaciones de voz en WhatsApp.

Tras unos segundos de incertidumbre, Laude cogió la llamada. Es de suponer que su voz real sería como la de Constantino Romero doblando a Arnold Schwarzenegger en Terminator 2, así que prefirió comunicarse mediante susurros y algún gemido.

A día de hoy desconozco cuál fue el final de la historia (ya sabéis que todo esto me lo ha contado un amigo…), pero en algún portal de la calle Lavapiés, un amable señor con afición por los zapatos de tacón invita a chicos divertidos a tomar copas de vino blanco… y a algo más.

salma37
Jack Sparrow volviendo de un afterhour.

Me gustaría mucho quedar y pedir unos torreznos y unos cubatas de DYC contigo Salma, pero la posibilidad de acabar amordazado y golpeado en un sótano de Moratalaz con unas orejas de conejo y una bola de plástico en la boca no acaba de seducirme… aunque al ritmo que voy de citas, no sabría decirte. Dame unos meses y te lo miro.

Anuncios