Packs #2: La llegada del caloret

Packs #2: La llegada del caloret

La llegada del caloret se hace notar en Tinder: Más matches, más actividad en el chat. Citas que empiezan bien y terminan como la secuela de Puerto Hurraco y citas que no llegan a materializarse porque, os lo juro, hay que estar muy a tope de endorfinas para disfrutar deshidratándose a lo largo de la Gran Vía con un helado del Llaollao derretido entre los dedos y los huevos recocidos dentro de unos Levi’s 501 bajo este sol de Junio.

Aún así, salgo risueño a dar un paseo y puedo sentir una atmósfera vibrante con las calles repletas de peña buscando el verdadero amor. Peña ágil y valiente…

Aunque arriba ponga otra cosa, esto es Packs de Personalidad #2.

rino
El día que tuve match con un rinoceronte.

¿Animalismo o zoofilia?

Como sabéis, el animalismo está en boca de todos. Lo que no te imaginas antes de entrar en Tinder es que si no te andas con ojo, puedes llegar a salir con una persona que quiere tanto a su mascota que disfruta morreándose con ella. Besos de verdad… sexys, húmedos y con lengua.

mara31
Leo DiCaprio y Kate Winslet dándose el filete en la proa del Titanic.

Hace tiempo se pusieron de moda los perfiles de chicas besando a roedores, algo así como pegarte el palo con el maestro Astilla si hablásemos de roedores alphao con Topo Gigio si te tiran más los beta. Ratatouille sería como esa pareja que siempre quisiste tener pero nunca tendrás porque ya estás en la treintena y los buenos están pillados. Me refiero a que alguna vez todos nos hemos besado con cosas peores un sábado a las 5am en el Ocho y medio pero si lo piensas fríamente, no hay necesidad de publicarlo y hacer que tu perfil de Tinder parezca la contraportada de un DVD de porno koreano.

bobby
Mi careto cada vez que leo lo de “Primero mis dos gatas. Si no entiendes eso… dale a la X”

El legado de Paulo Coelho.

Me doy cuenta de que nunca saqué tiempo para leer los textos de Ortega y Gasset (¡el perspectivismo!) mientras cursaba el bachillerato. Realmente me habría gustado, pero tuve un profesor que siempre hablaba de ello con ferviente pasión, y como el tío era un puto gilipollas de los que ya no quedan, pues Ortega pasó sin quererlo a darme un poquito de repeluco. Así de jodidas son las mentes adolescentes…

Un mal referente puede tirar por la borda todos esos años de ambiciosas reformas educativas y hacer que acabes en tu madurez navegando impulsivamente entre listas de vídeos de Ylenia Padilla a sabiendas de que es droga dura… así que por favor, si te ofrecen no lo cojas. Ata en corto a ese caballo blanco que cabalga por tus venas. ¡Basta de mezclar citas de libros de autoayuda, Jorge Luis Borges, Lucía Etxebarría, Vogue, Cosmopolitan Mr. Wonderful como si no hubiese un mañana!

alexandra30
“Vive cada día como si fuera el último…” ¿dónde he leído esto antes? 🤔
niamh27
Tinder y el consumo de opiáceos.

Esta España rancia, esta España nuestra.

Vivimos en un país de contrastes. No es posible encontrar el término medio y como dice la canción de Biznaga “en el Metro la gente imagina, que se folla o se asesina”. La lucha política y social es el sumidero en el que volcar nuestro odio más irracional y sanguinario. Encuentro en ella la manera de dejar bien claro que mi inclinación política hacia un solo extremo de las dos Españas no solo me complementa, si no que me define completamente, ojo… ¡a la hora de ligar!

cris32
Cris sabe cómo hacer amigos en Madrid.

Amigos y amigas politiqueros, me vais a disculpar, pero fundir un sábado por la tarde con la versión femenina de Artur MasEduardo Inda no es lo que muchos jóvenes calificarían como un planazo.

sylvia35
Visitaré a tu viei para pedirle tu mano, a la antigua pero a mi manera, como Danzig en “Mother”.

Me imagino a Sylvia35 invitándome clandestinamente a su casa del pueblo, mientras sus padres han ido a pasar el fin de semana a Marbella. Subimos juntos las escaleras del porche y ella coge mi mano para enseñarme las habitaciones hasta llegar al despacho de su padre. Allí abre un gran armario con vitrinas y sonríe complaciente: “Este es el lugar donde mi padre guarda las armas y otros utensilios de caza”. 

Observo una imponente colección con varias escopetas, cajas de munición, trofeos y cabezas de animales disecados. ¡Ah! y colgado de una percha, uno de esos abrigos Barbour de rombos verdes que tanto recuerdan al tapizado de un sillón viejo. Mis preferidos.

Sylvia busca con la mirada mi aprobación. Yo asiento con la cabeza: “Me encanta todo este stuff cariño, pero… ¿Dónde tiene tu padre escondida la vajilla de las Waffen ϟϟ original de la II Guerra Mundial?”. En ese preciso momento agarro una de las escopetas, coloco el cañón en mi boca y me hago un Kurt Cobain de manual, realmente artístico, dejando el puto Barbour y la superficie de las vitrinas como un cuadro de Jackson Pollock.

Packs de personalidad #1

Packs de personalidad #1

Vegetarianas cortándote el rollo en restaurantes argentinos. Fotógrafas con cámaras lomográficas aprendiendo a bailar Lindy Hop. Festivaleras alternando sábados de MDMA con domingos de running en maratones populares. Artistas con las medias rotas y la Moleskine llena de garabatos. Crossfiteras, futboleras y del Atleti. Niñas pijas en centros hípicos, pro-taurinas y fans de Taburete

Son muchos los packs de personalidad en Tinder. De momento, aquí van algunos de los más recurrentes:

La comprometida con la causa

Tanto si se trata de una causa personal como una social, la peña está actualmente a tope de compromiso, os lo juro por los surcos de los plásticos más duros. Hoy es el 15M, mañana la lucha contra el hetero-patriarcado y pasado mañana los derechos de los animales. Todas ellas son buenas causas, pero ¿qué pasa cuando llevamos nuestro reaccionario discurso al contexto de una cita romántica? Una cita con probablemente algunas copas de por medio. Dejo la pregunta ahí en el aire, llamando a la reflexión, mientras abandono lentamente el thread… sibilino, como una sombra.

stephanie
El pack “tocapelotas+vino+política” de Stéphanie suena tan bien como pasar la cena de Noche Vieja con tu cuñado.

La víctima del mainstream

¿Recordáis cómo era hace pocos años caminar desde Tribunal hasta San Bernardo bajando por la calle La Palma? No os preocupéis, ya os lo digo yo: era una puta pesadilla. Legiones de bicicletas vintage con cestas de mimbre bloqueaban las aceras, y los responsables de tamaño caos urbanístico están aquí ahora, en Tinder. Con sus pantalones tobilleros, sus gafas de sol redondas a lo John Lennon y sus cazadoras revival yonkie 80’s.

Las víctimas del mainstream hacen acopio de todas las paridas habidas y por haber dentro de los círculos del moderneo y las van apilando en su línea de la vida en lo que podría ser diagnosticado como un caso clínico severo de Síndrome de Diógenes.

elena32
Simplemente escalofriante.

La intensa

Últimamente he oído varias veces lo de “no soporto a la gente intensa”. Solo puedo deciros que no estoy del todo de acuerdo. Me gusta esa gente, tiene la capacidad de compartir sus emociones de una forma quizás demasiado enérgica pero al mismo tiempo noble, casi poética. Claro… que me gusta solo durante un rato. Pasado ese rato, fantaseo con mil y una formas de suicidio como Bill Murray en El día de la Marmota.

La bañera es uno de los mejores sitios para quitarse la vida, por ejemplo un martes. Y esto Bill bien lo sabe.

su34
Quiero quedar con Su para que me cuente esta historia en persona, mirándome a los ojos, como Pedro Reyes en “No te rías que es peor”.

 

andrea20
Pollazos en el corazón y… ¿coñazos en el pecho? Me siento confuso, Andrea 😦


La “Geek”

Lo llevo regular con la peña freaky. Si ya es complicado aguantar el tipo en la cafetería del curro cuando los compis hablan de todas las temporadas de series de Netflix que no has visto (ni tienes pensado ver), imagínate cuando alguien trata de ligar hablando de tebeos.

No siempre ha sido así. Hace unos cuantos veranos comencé a salir con una chica que, al igual que yo, devoraba toneladas de material de Peter Bagge, Charles Burns, Robert Crumb, etc. Bebíamos whisky y follábamos al lado de un radiocasete en el que sonaba el Reign in blood de Slayer a toda pastilla. Todo fué así de romántico durante aquel verano. Más tarde supe que aquellas pilas de tebeos eran en realidad de su novio, con el que llevaba viviendo más de 4 años. Yo salía de su casa a las 18h y él entraba a las 19h, así es que sin saberlo, estaba compartiendo babas y números sueltos de ODIO con un señor de Ciudad Real.

peter
Cuidadín, porque ahora estas cosas con páginas ya no se llaman tebeos, sino “novelas gráficas”.

Spoiler: A Lorena, 27 le gusta vestirse de Chun-Li en Street Fighter II y acercarse al IFEMA un domingo por la mañana para hacerse fotos y simular peleas con tipos vestidos de Ryu, Ken y Guile. Te habrá llegado un mensaje mío al WhatsApp con la movida de “Encontré a una chica para ti. Ingresa a Tinder y dime qué piensas :)”.

 

mamen1
El formato GIF de Tinder me mola más que levantarme tarde.

El match con Mamen fué perfecto hasta que empecé a usar los GIFs de Steve Carell en la versión norteamericana de The Office, y resultó que ella era más de la versión británica, con Ricky Gervais. A mí también me mola Ricky, pero en ese momento la magia se esfumó y los dos supimos que aquello no iría a ninguna parte. Pasé a ser un geek beta tras semejante batalla dialéctica. Abrí una birra, eructé con la fuerza de un Australopithecus y me puse a ver un combate de boxeo en diferido… ¡A quién coño quiero engañar!